Page header image
Page header image
Google
Pediatric Advisor Search

WWWCPN
Page header image

Temperatura: Cómo medir la temperatura

(Temperature: How to Measure)

Obtener una medición precisa de la temperatura de su hijo lleva práctica. Si tiene preguntas acerca de estas instrucciones, pídale a su profesional médico que le muestre cómo se hace. Luego pregúntele a su profesional médico que lo observe mientras usted lo hace.

¿Cuál es el mejor lugar para poner el termómetro?

Las más exactas son la temperatura rectal (en las nalgas) o de la arteria temporal. La temperatura medida por boca, por chupete electrónico o por oído también son precisas si se las toma correctamente. La temperatura que se mide en la axila es la menos exacta, pero es mejor que no medirla. El mejor lugar para colocar el termómetro depende de la edad de su hijo.

  • Para bebés menores de 3 meses (90 días de edad):

    Lo mejor es medir la temperatura en una arteria temporal o debajo de las axilas, porque es fácil y seguro. Si la temperatura de la axila es superior a 99°F (o 37.2°C), corrobórela con la temperatura rectal. Es aconsejable corroborarla con la temperatura rectal debido a que si su bebé tiene fiebre, debe consultar con un profesional médico de inmediato.

  • Para los niños entre 3 meses y 4 o 5 años de edad:

    Lo mejor es un termómetro rectal, de la arteria temporal o un chupete electrónico. Después de los 6 meses de edad, puede usar un termómetro de oído, si la persona que lo usa comprende la técnica de medición. La temperatura de la axila se aconseja para un control rápido si se la toma correctamente.

  • Para los niños mayores de 4 o 5 años de edad:

    Tome la temperatura por boca (oralmente) o use un termómetro para la arteria temporal o el oído.

¿Cómo puedo tomar la temperatura rectal?

  1. Si usa un termómetro digital, préndalo.
  2. Pídale a su hijo que se recueste con el estómago hacia abajo en su regazo.
  3. Antes de insertar el termómetro, coloque un lubricante a base de agua en el extremo del termómetro y en la abertura de las nalgas (ano).
  4. Inserte el termómetro suavemente en la cola alrededor de 1 pulgada (2.5 cm) de profundidad. Si su hijo es menor de 6 meses, inserte el termómetro suavemente solo 1/4 a 1/2 pulgada. Si pone el termómetro hasta que la punta plateada desaparece, eso es alrededor de 1/2 pulgada. Nunca trate de forzarlo si hay resistencia. Forzarlo podría dañar el intestino.
  5. Mantenga quieto a su hijo mientras el termómetro esté dentro.
  6. Saque el termómetro cuando escuche la señal correcta (generalmente una serie de pitidos).
  7. Lea la temperatura en el termómetro. Si la temperatura rectal es superior a 100.4°F (38°C), su hijo tiene fiebre.

Cómo tomar la temperatura de la axila (axilar)

  1. Coloque la punta del termómetro en una axila seca.
  2. Cierre la axila sosteniendo el codo contra el pecho durante 4 o 5 minutos. No la saque antes de que pasen los 4 minutos.
  3. Saque el termómetro cuando escuche la señal correcta (generalmente una serie de pitidos) y lea la temperatura en la pantalla.
  4. Su hijo tiene fiebre si la temperatura de la axila es superior a 99°F (37.2°C). Si no está seguro de que la lectura es correcta, corrobórela tomando la temperatura rectal.

Cómo tomar la temperatura oral (por boca)

  1. Asegúrese de que su hijo no haya bebido nada frío o caliente en los últimos 30 minutos.
  2. Si usa un termómetro digital, préndalo.
  3. Ponga la punta del termómetro bajo un lado de la lengua y hacia atrás. Una medición exacta depende de la correcta colocación del termómetro. Pídale a su profesional médico que le muestre dónde debe colocarlo.
  4. Pídale a su hijo que sostenga el termómetro en su lugar con los labios y los dedos (no con los dientes). Su hijo debería respirar a través de la nariz y mantener la boca cerrada. Si su hijo no puede mantener la boca cerrada porque su nariz está tapada, succione la nariz.
  5. Deje el termómetro digital en la boca hasta que escuche la señal correcta (generalmente una serie de pitidos).
  6. Lea la temperatura en el termómetro. Hay fiebre si la temperatura oral supera los 99.5°F (37.5°C).

Cómo tomar la temperatura con un chupete electrónico

  1. Pídale a su hijo que chupe el chupete hasta que la temperatura deje de fluctuar y usted escuche un pitido. Esto generalmente tarda de 3 a 4 minutos.
  2. Lea la temperatura. Su hijo tiene fiebre si la temperatura del chupete es superior a 100°F (37.8°C).

Cómo tomar la temperatura en el oído

  1. Si su hijo ha estado fuera de la casa en un día frío, debe permanecer adentro durante 15 minutos antes de tomarle la temperatura. (Sin embargo, la cera, las infecciones del oído y los tubos en el oído no interfieren con las lecturas exactas).
  2. Tire el oído hacia atrás para enderezar el conducto auditivo.
  3. Coloque el extremo del termómetro en el conducto auditivo de su hijo y apunte la sonda hacia el ojo en el lado opuesto de la cabeza. Luego presione el botón.
  4. En alrededor 2 segundos, usted puede leer la temperatura.
  5. Su hijo tiene fiebre si la temperatura del oído supera los 100.4°F (38°C).

Cómo tomar la temperatura de la arteria temporal

  1. El termómetro lee las ondas de calor infrarrojas liberadas por la arteria temporal que cruza la frente justo debajo de la piel.
  2. Coloque la cabeza del sensor en el centro de la frente entre las cejas y el nacimiento del pelo.
  3. Para tomar la temperatura de su hijo, oprima el botón de búsqueda y manténgalo presionado.
  4. Lentamente deslice el termómetro de la arteria temporal por la frente hacia la parte superior del oído manteniendo contacto con la piel.
  5. Deténgase cuando llegue al nacimiento del pelo y libere el botón de búsqueda.
  6. Quite el termómetro de la piel y lea la temperatura de su hijo que aparece en la pantalla.

Tipos de termómetros

  1. Termómetros de vidrio (con mercurio)

    La Academia Americana de Pediatría insiste en que los padres no usen termómetros de vidrio con mercurio debido a los problemas de seguridad con el mercurio y los vidrios rotos. Miden la temperatura lentamente y suelen ser difíciles de leer. Si todavía tiene uno de estos termómetros, pregúntele a su profesional médico cómo deshacerse de él.

  2. Termómetros electrónicos digitales

    Los termómetros electrónicos digitales miden la temperatura con un sensor de calor y requieren una batería de botón. Miden la temperatura rápidamente, generalmente en menos de 30 segundos. La temperatura aparece en números en una pantalla pequeña. El mismo termómetro puede usarse para tomar la temperatura rectal, axilar y oral.

    Los termómetros digitales vienen en muchos tamaños y formas. Puede conseguirlos en supermercados y farmacias, y están disponibles en una variedad de precios.

  3. Termómetros de oído

    Muchos hospitales y consultorios médicos ahora toman la temperatura de los niños usando un termómetro infrarrojo que lee la temperatura del tímpano. En general, la temperatura del tímpano brinda una medición que es exacta al igual que la temperatura rectal.

    La mayor ventaja de este termómetro es que mide la temperatura en menos de 2 segundos. No requiere la cooperación del niño y no causa ninguna molestia. Los termómetros de oído para uso doméstico han sido desarrollados y cuestan entre $30 y $40. La Academia Americana de Pediatría aconseja no usar termómetros electrónicos de oído en bebés menores de 3 meses porque sus conductos auditivos son generalmente muy pequeños.

  4. Termómetros de la arteria temporal

    Estos termómetros infrarrojos leen la temperatura de la sangre dentro de la arteria temporal. La arteria temporal cruza la frente en cada lado de la cabeza. Las lecturas son más exactas que la temperatura del oído. La principal ventaja es que la temperatura puede tomarse en segundos y sin despertar al niño. La desventaja es que este termómetro es el más caro: alrededor de $60. Las investigaciones recientes sugieren que dan mediciones exactas en niños más pequeños.

  5. Termómetros digitales con chupete electrónico

    Los nuevos termómetros con chupete electrónico tienen un sensor de calor y funcionan con batería de botón. Estos chupetes permiten medir la temperatura oral en los niños más pequeños. Para obtener una lectura exacta, el niño necesita mantener el chupete en la boca durante 3 minutos sin moverse. Esto es muy difícil para la mayoría de los bebés y los niños que recién comienzan a caminar.

  6. Termómetros de tira

    Se ha investigado y llegado a la conclusión de que las tiras de cristal líquido que se colocan en la frente son inexactas. No detectan la temperatura elevada en la mayoría de los niños con fiebre.

    Tocar la frente puede ser confiable para detectar la fiebre superior a 102°F (38.9°C) pero usualmente no detecta las fiebres leves.

Conversión de grados Fahrenheit (F) a grados Celsius (C)

La temperatura puede medirse en grados Fahrenheit (F) o grados Celsius (C). La tabla a continuación muestra la temperatura en grados Celsius que son equivalentes a la temperatura en grados Fahrenheit:


              95   grados F  =  35     grados C
              96.8 grados F  =  36     grados C
              98.6 grados F  =  37     grados C
              99   grados F  =  37.2   grados C
              99.5 grados F  =  37.5   grados C
              99   grados F  =  37.2   grados C
             100   grados F  =  37.8   grados C
             100.4 grados F  =  38     grados C
             101   grados F  =  38.3   grados C
             102   grados F  =  38.9   grados C
             103   grados F  =  39.5   grados C
             104   grados F  =  40     grados C
             105   grados F  =  40.6   grados C
             106   grados F  =  41.1   grados C
             107   grados F  =  41.7   grados C
             108   grados F  =  42.2   grados C
Written by Barton D. Schmitt, MD, author of “My Child Is Sick,” American Academy of Pediatrics Books.
Pediatric Advisor 2014.1 published by RelayHealth.
Last modified: 2012-07-03
Last reviewed: 2013-06-03
Este material se revisa periódicamente y está sujeto a cambios en la medida que aparezca nueva información médica. Se proporciona sólo para fines informativos y educativos, y no pretende reemplazar la evaluación, consejo, diagnóstico o tratamiento médico proporcionados por su profesional de atención de la salud.
Copyright ©2014 McKesson Corporation and/or one of its subsidiaries. All rights reserved.
Page footer image